Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Acto público del PCA en Almería: que no nos roben las pensiones

Cartel-Pensiones-PCA-Almería2Bajo el título “Que (Bancos, Troika, Gobierno) no nos roben las pensiones” el Partido Comunista de Andalucía está llevando a cabo una movilización contra la reforma de las pensiones emprendida por el gobierno del Partido Popular y se marca como objetivo parar esta reforma a través de la movilización “por abajo” con la generación de bloques sociales de oposición a esta reforma “barrio a barrio y pueblo a pueblo”.

Por eso, entre otras actividades, Antonio Romero y Alberto Garzón están recorriendo Andalucía junto a camaradas como Pedro Vaquero o Antonio Maíllo, explicando las perversiones de esta reforma.

El próximo miércoles, 6 de noviembre, en Almería celebraremos un acto público en defensa de nuestras pensiones, por nuestro futuro, junto a CCOO en su sede provincial, con la presencia del Presidente del PCA Antonio Romero, de Miguel Ángel Munuera, Secretario provincial del PCA y de Juan Pallarés, Secretario General de CCOO Almería. Será en el salón de actos 1001 en la sede CCOO (C/ Javier Sanz, 14, abajo a la izquierda)

¡No puedes faltar! 

¡En defensa de nuestras pensiones!
¡Por nuestro futuro!

+ info sobre la campaña: http://pcandalucia.org/pensionazo/

+ Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/712035425496421/?source=1

 

¿Por qué esta campaña?

La nueva reforma de las pensiones planteada por el PP, aún en versión de anteproyecto, es un nuevo ataque a las conquistas sociales logradas por la clase trabajadora. Se trata de un proyecto promovido por la troika, englobado bajo el marco de las “reformas estructurales”, y que ya tuvo su fenómeno más cercano en la reforma de las pensiones llevada a cabo por el Partido Socialista. Aquella última reforma amplió la edad de jubilación a los 67 años, mientras que la actual se centra en la reducción del poder adquisitivo de los pensionistas en el corto plazo y en la reducción de las cuantías totales en el medio plazo.

Tanto esta como la anterior reforma se justifican de acuerdo a las previsiones demográficas que plantean un envejecimiento muy elevado de la población y, en consecuencia, una elevada tasa de dependencia. En vez de afrontar el problema financiero que de ello se deriva por la vía del aumento de los ingresos, el Gobierno opta por la reducción de los gastos.

El objetivo real que se persigue es promover el desarrollo de los planes de pensiones privados, que son un negocio para los bancos. El sistema privado es un sistema insolidario, individualista y además mucho menos seguro porque depende de la especulación financiera. Sin embargo, es un sector en crecimiento por el miedo instigado por parte de los Gobiernos y la troika, además de que cuenta con ventajas fiscales también puestas a disposición por parte del Gobierno.

Por otra parte, es importante centrar el argumento también en el fondo ideológico que subyace a la reforma. A saber, la sociedad puesta al servicio de la economía y sus indicadores pretendidamente asépticos. La evolución demográfica no es un problema como tal, sino un rasgo de las sociedades modernas. El incremento de la esperanza de vida no puede ser entendido como un problema, sino como una conquista. Así, hay que hablar de calidad de vida y no de términos economicistas. Por eso es útil romper el debate con indicadores alternativos como los años de vida saludable.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *