Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Ante la muerte de migrantes en la frontera de Ceuta

Secretaría de Migraciones del PCE / 06 feb 14

Una nueva tragedia en nuestras fronteras sacude nuestras consciencias y ocupa la primera plana de los medios de comunicación. Todavía no conocemos su alcance exacto aunque las fuentes señalan al menos diez muertes. La magnitud de esta tragedia, que se prolonga por demasiado tiempo, constituye un hito en la dramática historia de la gestión de las fronteras en nuestro país.

La Secretaría de Migraciones del PCE reclama una investigación inmediata de lo acaecido que esclarezca todas las responsabilidades criminales y políticas. Es inconcebible un balance de muertos en el control de una zona fronteriza, frente a migrantes desarmados y con uno de los dispositivos tecnológicos más sofisticados del planeta.

A todo ellos se suman las expulsiones ilegales (que ha reconocido recientemente el Ministro del Interior aunque se vienen produciendo desde hace años), la violación del acceso al procedimiento de asilo conforme a lo establecido a la Convención de Ginebra de 1951 y las continuas declaraciones criminalizando a los migrantes, son el colmo de una escalada represiva que pretende contener los desplazamientos provocados por el capitalismo depredador con violencia e intimidación.

La gravedad de lo sucedido nos lleva a reclamar la dimisión inmediata del Ministro del Interior, Jorge Fernandez Díaz, por exigencias morales, políticas y democráticas.

Más allá de las actuaciones penales y sancionadoras necesarias, la magnitud de lo sucedido requiere la intervención de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), para que de forma independiente evalúen la intensidad de la violación a los derechos humanos que se está produciendo y emprendan acciones concretas para la protección de los migrantes.

Estos hechos se enmarcan en la política represiva y criminalizadora de las migraciones exacerbada por el Gobierno del PP (compartida en gran medida por los diferentes gobiernos del PSOE, del que no podemos olvidar su papel en la aprobación de la directiva de la vergüenza que generalizó las políticas de privación de libertad), al amparo de un modelo cada vez más generalizado en la Unión Europea.

El PCE lo condenó con toda rotundidad en un comunicado público hace unos meses: las concertinas o cuchillas instaladas en las vallas fronterizas son un instrumento de muerte. Lo ocurrido ahora desmiente de forma categórica el presunto carácter disuasorio de estos instrumentos.

No es casual que estos hechos coincidan con nuevas llegadas masivas de migrantes a Lampedusa y otras fronteras de la UE. África está siendo devastada por el saqueo de sus recursos naturales, la inequidad de las relaciones comerciales, guerras e intervenciones militares amparadas en algún caso por la Unión Europea.

Frente a esta realidad, las instituciones de la UE están demostrando su carácter egoísta e hipócrita, ya que mientras mantiene un discurso de respeto a los derechos humanos construyen una Europa fortaleza que sólo responde con represión a las migraciones que se dirigen a sus fronteras.

La Secretaría de Migraciones del Partido Comunista de España hace un llamamiento a la rebelión democrática para reclamar un cambio radical de las políticas de migración y exigir el respeto a los derechos humanos de los migrantes.

En Madrid, a 6 de febrero de 2014

Share