Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Carta de José Luis Centella al Jefe del Estado

José Luis Centella, Secretario General del PCE / 01 oct 12

Madrid a 27 de septiembre de 2012

Sr. Juan Carlos I, Jefe del Estado:

Desde mi opción republicana que entiende que la República Federal es la forma racional en la que debe organizarse el Estado español, considero que una comunicación del Jefe del Estado, dirigida al conjunto de la ciudadanía española debe tener una respuesta directa, porque en caso contrario, podría parecer que sus argumentos son admitidos sin más consideración.

En la mencionada carta se planteaban dos cosas fundamentales, una, y cito textualmente que “sólo superaremos la dificultades actuales actuando juntos, caminando juntos, aunando voces, remando a la vez”, perfecta frase que pueden suscribir todas la personas y en todo momento, pero a la que le falta una pequeña cuestión, decir hacia donde deberíamos remar, falta aclarar quién es el Patrón de esa barca desde la que tenemos que remar.

Llevamos desde el inicio de la crisis viendo como la barca del Estado va en una dirección que sólo ha traído sufrimiento y dolor a millones de españolas y españoles que han visto perdido su trabajo, su vivienda, que han visto cómo se arruina el país para beneficio de unos pocos. Esta dirección ha llevado a la aprobación de varias reformas laborales que han facilitado el despido cada vez más barato y fácil, se han aprobado recortes sociales que han afectado seriamente a la educación, a la sanidad o a la atención a la dependencia, pero lo más grave de todo es que estos sacrificios a los que se ha forzado a la mayoría de la población han sido inútiles porque la situación económica cada vez está peor. Por lo tanto, si lo que nos pide es que nos pongamos a remar en el mismo sentido que se viene remando en los últimos años, le tenemos que contestar que no solo no cuente con nosotros y nosotras, sino que nos tendrá directamente en contra, que seguiremos confrontando con quien quiera seguir llevando a España por el camino del rescate del sector financiero mientras a la mayoría de la población se la sigue condenando a pagar una crisis que no ha provocado.

En el mismo sentido decirle que tampoco podemos aceptar que esa barca en la que nos invita a remar, esté dirigida por entidades, como el Banco Central Europeo o el Fondo Monetario Internacional que no tienen ningún control democrático, por eso hemos denunciado que el Gobierno de Rajoy, como anteriormente el de Zapatero, están limitando la soberanía nacional en beneficio de eso que se llama mercado.

En definitiva entendemos que hay que remar en el sentido contrario para poner la economía al servicio de las personas, de que hay que plantear el rescate de quienes están sufriendo el paro, el desahucio, la pérdida de derechos sociales y laborales y para ello, acometer una profunda reforma fiscal que consiga que quien más tiene más pague, que termine con el fraude fiscal y los paraísos donde tantos falsos patriotas evaden sus fortunas con la pasividad de las administraciones del Estado. Ese es nuestro compromiso con el pueblo y no tenga la menor duda de que ese compromiso está, para nosotros, por encima de cualquier otro mandato.

La segunda cosa que nos plantea en su carta es la recuperación del espíritu de la transición que dio lugar a la Constitución de 1978, pues bien, también detrás de esta frase que puede ser asumida por todos, permítame alguna aclaración. Para empezar, desde nuestro punto de vista, lo fundamental de la Constitución de 1978 es que después de décadas de dictadura, la Soberanía Nacional reside en el Pueblo, tal y como señala el artículo 1.2 de la propia Constitución.

Pues bien, permítame para no hacer interminable esta carta ponerle dos ejemplos: primero, usted recordará que en 1986 celebramos un Referéndum para que este pueblo soberano decidiera la relación de España con la OTAN, en él se decidió que la fórmula fuera la integración en la parte civil y permanecer fuera de la estructura militar. Los que defendíamos que lo mejor para España era permanecer fuera de la OTAN perdimos ese referéndum y aceptamos el resultado. Sin embargo, años después esta decisión fue burlada y hoy nos encontramos integrados plenamente en la estructura militar de la OTAN sin haberse realizado consulta popular alguna; en segundo lugar, hace poco más de un año se ha introducido sin ninguna consulta al soberano, es decir a la ciudadanía, un nuevo artículo en la Constitución española, el nuevo 135, por el que se supedita la elaboración de las políticas económicas del Estado al pago de la deuda con la banca, articulo claramente contradictorio con el 128 que dice que toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general, por lo tanto usted debería aclarar qué entiende cuando dice que parte del espíritu de la transición es sacrificar los intereses particulares en aras del interés general, porque para nosotros anteponer el pago a la Banca a las inversiones en sanidad o en educación es todo lo contrario, es supeditar el interés general en beneficio de intereses particulares, es premiar a quienes han sido responsables de la ruina del Estado.

Por lo tanto, desde estas premisas entenderá que consideramos su carta como un intento de salvar una imagen que en estos momentos no se encuentra en su mejor momento, pero que en su contenido no tiene ningún elemento que pueda contribuir a lo que la mayoría de los españoles y españolas desean, a poner medidas en el sentido de una salida social a la crisis, y como alguien puede entender que esas medidas no existen o como sus encuentros con el Presidente Rajoy le pueden llevar a pensar que sólo existe una forma de gobernar, permítame que le adjunte un pequeño decálogo de propuestas que demuestra cómo se pueden hacer las cosas de otra forma, cómo se puede remar en otro sentido, en el sentido de la defensa de los intereses de la mayoría, cómo se puede remar desde una barca en la que de verdad el Patrón sea el Pueblo, donde, según reza la Carta Magna, reside la Soberanía Nacional, y podrá ver como ese espíritu de la transición que a usted le parece modélico ha sido utilizado para engañar y manipular la voluntad de una población que se ve estafada en relación a ese Estado democrático que le fue prometido y que hoy no ve por ningún lado.

Estas son nuestras propuestas que como le decía estamos dispuestos a explicar en cualquier ámbito o foro, porque entendemos están basadas en la defensa de los intereses de la mayoría:

1. Auditoría de la deuda y rechazo de la que no se corresponda con el déficit generado por los servicios públicos y la protección social.

2. Reforma de la constitución que fije la prioridad absoluta del gasto público en pensiones, desempleo y servicios públicos esenciales sobre cualquier otro compromiso. Derogación de la reforma laboral y de la reforma de las pensiones.

3. Programa de empleo público para las personas desempleadas sin subsidio y de una renta básica para quienes no tengan otra prestación asegurando un salario mínimo de 1.000 euros y ninguna pensión por debajo del salario mínimo.

4. Defensa de las políticas de igualdad como garantía de una sociedad justa y solidaria. Igualdad real entre mujeres y hombres frente a los retrocesos que el PP está llevando a efecto en los derechos conquistados durante décadas de lucha del movimiento feminista.

5. Reforma fiscal progresiva e intensificación de la lucha contra el fraude para acabar con los paraísos fiscales, evitando por ejemplo que bancos españoles tenga sucursales en estos lugares.

6. Defensa de una España Federal, con democracia avanzada, participativa con una separación efectiva entre Iglesia y Estado.

7. Creación de un sistema de banca pública que realice funciones de banca al por menor (cajas de ahorros), banca de desarrollo (reconversión del modelo productivo) y banca del estado (deuda pública).

8. Garantizar el derecho a la vivienda tal y como está reconocido en la Constitución y llevar a cabo medidas favorables a las familias hipotecadas por medio de la dación en pago con efectos retroactivos, la moratoria inmediata de los desahucios y la reconversión de las hipotecas en alquiler social.

9. Control ciudadano y popular sobre el gasto y la gestión pública. De forma especial de los canales de distribución y comercialización para evitar oligopolios que arruinen a los agricultores y que especulan con los productos alimenticios.

10. Política de juventud que garantice un futuro digno a las nuevas generaciones que hoy sufren el paro y la marginación social.

Un saludo

José Luis Centella Gómez, Secretario General del Partido Comunista de España

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *