Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Crónicas y fotos de las charlas realizadas durante la I Fiesta del PCA Almería

Mesa Redonda sobre la Revolución cubana en la I Fiesta Provincial del PCA de Almería

“La Revolución cubana, hoy” fue la primera de las conferencias programadas para la fiesta. Tras el sentido homenaje al camarada Eduardo Escobar, los asistentes iban entrando poco a poco a la sala de conferencia para escuchar con atención las palabras fluidas y audaces del cónsul cubano, Ricardo Rodríguez.

En su intervención aludió a los cambios que se están produciendo a través de las reformas impulsadas por el gobierno tras un largo debate nacional. Hizo hincapié en la buena salud de la Revolución, en el contexto en que dichas medidas se están adoptando y en como –una vez más—el  imperialismo a través de sus tentáculos mediáticos intentó sacar tajada de las palabras de Fidel, descontextualizándolas y manipulándolas para tratar de menoscabar los ánimos solidarios con la Revolución, al mismo tiempo de hacer daño, dentro.

Hubo además tiempo, para respasar el sistema electoral cubano, momentos históricos claves para entender el proceso revolucionario, como la primera independencia y el legado de José Martí, la lucha contra Machado y Batista. Las censura con respecto a Cuba, silenciando sus labores humanitarias, como en Haiti: “los únicos que no se han ido, y que ya estaban, eran y son los médicos cubanos”. Tratar de señalar todos los aspectos que se tocaron, ocuparía varios folios…

En síntesis además de lo dicho hasta ahora podemos destacar los temas que el público asistente sacó: el por qué de tanta manipulación, las relaciones  del gobierno español con el cubano, la situación de los cinco héroes cubanos en cárceles de los EEUU,  en contraste con la situación de terroristas confesos como Luis Psada Carriles, autor intelectual de la voladura de un avión en la que muerieron decenas de personas inocentes… Cuestiones en las que el cónsul habló con detalle sin olvidar su condición de diplomático, mostrando un respeto tal que contrasta con la intromisión y la violación de status que hacen otros cuando van allá, a la mayor de las Antillas.

Señaló que la manipulación contra Cuba se debe al ejemplo que lleva haciendo más de medio siglo, de resistencia y de independencia, nos habló del papel de Cuba en la construcción de la Alianza bolivariana para los pueblos de nuestra Amercia (ALBA) y la colaboración con los países hermanos Venezuela, Ecudor,Bolivia… Indicó a los asistentes que si quieren informarse de Cuba deben acudir a los medios de información alternativa en Internet, destacó Telesur, rebelion y cubainformación.

Nos habló de la decepción grande de su pueblo con el presidente de EEUU Obama, de quien dijo, esperaban algo más que palabras. Cuando lo que hace falta es acabar con el bloqueo, y restablecer unas relaciones cordiales, “como el pueblo cubano querría”, recordó que el contingente de la brigada Henry Reeve que está en Haiti era el preparado para el desastre del Katrina, que EEUU rechazó. “El pueblo cubano no es enemigo del pueblo estadounidense, es el gobierno o los distintos gobiernos de la élite norteamericana  quiénes quieren mantener a los dos pueblos enemistados”.   Donde más organizaciones de solidaridad con Cuba hay, es precisamente en EEUU, nos indicaba.

Con una máxima martiana, “toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”  nos señaló qué supone defender la Revolución y ser parte de ella. “Al fin y al cabo –dijo–, todas las riquezas materiales se quedan aquí y nosotros nos vamos. Por eso no hay nada más grande en el mundo que la satisfacción que supone que uno pueda vivir y decir lo que piensa como uno quiere y piensa”.   Hasta la victoria siempre, se despidió.

Presentan el libro “La conjura de los poetas” de Felipe Alcaraz en la I Fiesta Provincial del PCA de Almería

Presentado por Rafael Esteban, candidato a la alcaldía en Almería por Izquierda Unida, Felipe Alcaraz nos habló sobre su último libro: La conjura de los poetas. “Yo no me he presentado a ningún premio” decía a la par que que lamentaba las prácticas mercantiles y oscuras que operan en nuestro país  en relación con el mundo de los premios.

En el caso de Felipe, se trata del premio Andalucía de la crítica, al cual opta como finalista y el resultado se hará público en marzo. Es importante señalar que en este caso, son los mismos autores los que eligen a las y los candidatos, no editoriales, ni grupos empresariales.

En la novela, como ya sucediera con la anterior La muerte imposible,  planea la figura del poeta granadino Javier Egea, fallecido en 1999. Para forjar la ficción, nos explica Felipe, mezcla personajes reales y ficticios, hechos reales y otros imaginados. Algunas cosas son bien conocidas y otras no tanto, pues se ha tratado de silenciar. Así nos señala Felipe el ostracismo al que se vio sometido Egea y su proyecto de poesía materialista frente al paso que estaban dando otros de sus compañeros y seguidores hacia otra poesía, abandonando el duro camino de Javier Egea y acomodándose en una poesía de la experiencia, con inevitable arrivo burgués, en la que algunos ven una consecuencia lógica de la evolución de la otra sentimentalidad, cosa que él no ve tan clara: había un debate, una pugna.

Felipe nos afirma rotundo: “la poesía y la literatura es otro frente de lucha y aquí se disputan batallas”. Egea batalló hasta que se quitó la vida dejando un debate inconcluso, como también lo lamentara su amigo Juan Carlos Rodríguez, profesor de literatura de Granada, quien también aparece en la novela. El autor deja fuera otros detalles que podrían dar lugar a cuestiones morbosas y escabrosas para centrarse en el debate ideológico. Ahí sí que no perdona ni una. Habia un debate real, y lo justifica. Frente a quiénes señalan que no hubo tal debate. Felipe es tajante en esta cuestión: “mienten, mienten y lo saben”.

Felipe comparó esta situación, con las relecturas sobre Miguel Hernández a quien se nos quiere presentar como un poeta de sentimientos puros, idealistas, frente al Miguel Hernández materialista, militante, cuya coherencia llevó hasta el final. El Miguel Hernández de Vientos el pueblo, por ejemplo. Celebró nuestro autor la próxima publicación de las Obras Completas  en Bartlevy de Egea, Quisquete, como le llama él que le tenía amistad, a la vez que nos las recomendaba.

Hubo intervenciones del público,  se le preguntó a Felipe Alcaraz si la muerte, la propia muerte, se puede entender como un acto político. Felipe respondió casi automáticamente: “absolutamente”. Y citó las diferencias que a ese respecto pueden darse, la propia muerte de Miguel Hernández, quien pudo salvarse renegando de su pasado. La muerte de otra protagonista de su libro anterior,  Mercedes Olmedo, y el propio suicidio de Egea. Todas esas muertes son actos de resistencia, de connotación política. Refiriéndose al caso de Egea, en particular, dijo, “ahora bien, no lo entendemos, porque es dejar algo pendiente. La lucha hay que darla aquí, en la vida”. Pero parece ser que algunas personas la necesitan para afirmarse. “El por qué es algo que desconozco.”

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *