Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

El ataque a las pensiones en España

DOCUMENTO de ANTONIO ROMERO. PRESIDENTE DE HONOR DEL PCA

El gobierno dinamita con su propuesta el sistema público de  pensiones construido en los últimos 60 años

El establecimiento de una subida que no se corresponde con el IPC conlleva que una pensión de 1.000 € actual, en 2020 será de 750 €

Se empobrecerán millones de pensionistas que se situarán por debajo del umbral de la pobreza”

Una rebaja tan drástica de las pensiones públicas abre el camino a los fondos de pensiones privadas que es el objetivo de la derecha

Quieren competir a nivel internacional subidos en una bolsa de pobreza: con esta estrategia, España como país fracasa

España deja de ser un Estado Democrático y Social de Derecho con esta reforma

EL ATAQUE A LAS PENSIONES EN ESPAÑA Y ANDALUCÍA

Asistimos a un ataque brutal a las pensiones en España. El gobierno, la troika y la gran patronal, han desatado un ataque para rebajar y dinamitar el sistema público de pensiones de la Seguridad Social y privatizar las pensiones del futuro.

En España hay actualmente 9.349.000 pensionistas y la media de la pensión es de 920 € mensuales.

En Andalucía hay 1.447.314 pensionistas, siendo la media de la pensión andaluza de 779,28 € mensuales. Las Comunidades Autónomas que superan la cantidad de 1.000 € mensuales de pensión media son:

– Madrid        1.101 €
– El País Vasco    1.059 €
– Asturias        1.013 €

1. El gasto de la Seguridad Social para las pensiones contributivas en España y en Europa

España gastó el 10% del P.I.B. en 2012 para atender las pensiones, mientras que Italia gastó el 15% de su P.I.B y Francia el 14,6 % de su P.I.B.

La Ministra Fátima Bañez plantea una forma, un diseño donde se pierde poder adquisitivo, así desde el año 2014 al 2020 la pérdida será del 25%.

En 2020 una pensión que actualmente sea de 1.000 €, tendrá un valor de sólo 750 €, un robo a medio plazo a todos y cada uno de los pensionistas de este país. Hasta ahora, las pensiones venían manteniendo el poder adquisitivo al revalorizarse con el IPC.

Si tenemos en cuenta que la pensión en España es más baja que la Europea y los indicadores de pobreza y exclusión social se están disparando como consecuencia de la crisis como reflejan los siguientes datos oficiales:

o    El 30% de los andaluces están en el umbral de la pobreza, es decir, una de cada cuatro personas.

o    El 21% de la población española está en la pobreza, lo que supone una de cada 5 personas a nivel del estado.

Los pensionistas y jubilados integran en gran parte estas cifras de pobreza y exclusión social que se verá incrementada en los próximos años con esta fórmula de Fátima Bañez y del gobierno de Rajoy. No creemos que en este tema haya escuchado el asesoramiento de la “Virgen del Rocio”, porque nadie, minimamente decente, puede llevar a la pobreza a tantas personas.

Junto al hachazo que supone la pérdida del poder adquisitivo de las personas, hay en este ataque violento otras medidas que, de aplicarse, significaría la muerte completa del modelo de pensiones y Seguridad Social que se ha ido construyendo en este país a lo largo de estos últimos 60 años, que tiene tres patas y un sistema de gestión pública:

– aportación de los trabajadores
– aportación de los empresarios
– aportación del Estado

Este gobierno con más ahinco que el anterior pero en la misma línea, está actuando como caballo de Troya para dinamitar y destrozar el sistema público desde dentro y abrir el camino al sistema privado:

o    se amplia a 67 años la edad de jubilación, lo que impide el relevo en el país como mayor paro juvenil de Europa.

o    se exigen 40 años completos para tener derecho al 100% de una pensión pública. Con la precariedad y desempleo muy poca gente alcanzará esa vida laboral.

o    se destinan recursos del Fondo de Reserva para deuda pública y deuda del Estado, al tiempo que el gobierno no garantiza aportaciones de los presupuestos generales a la caja única de la Seguridad Social.

A mayor abundamiento, los salarios en España, en los últimos tres años, han perdido el 6,4 % de poder adquisitivo, lo que demuestra que la estrategia de los neoliberales es lograr cada vez salarios más bajos con el fín de abaratar los coste de producción y poder competir con mayores ventajas.

En consecuencia, a esa estrategia de salarios bajos se le une la existencia de unas pensiones bajas y que cada vez serán más bajas, con el consiguiente empobrecimiento de todo el conjunto del país.

Quieren competir a nivel internacional subidos en una bolsa de pobreza, por lo cuál con esta estrategia España como pais fracasa.

2. El problema del sistema público de pensiones en España está en los ingresos fiscales que consigue el Estado.

El problema del sistema público de pensiones en España está en los niveles que se alcancen de recaudación fiscal por el Estado.

El problema no es el desempleo que reduce la población activa y la existencia de menos trabajadores por cada pensionistas.

El problema tampoco es el crecimiento de la pirámide de edad, es decir, envejecimiento de la población.

Si la aportación de los patronos y trabajadores a la caja única de la Seguridad Social no alcanza la suma necesaria para pagar pensiones, el Estado tiene que hacer una aportación de los presupuestos generales. Esa es la clave.

¿Dónde está escrito que el Estado no pueda hacer una aportación económica a la Seguridad Social para garantizar el pago de todas las pensiones? ¿Acaso no paga al ejército? ¿Acaso no le ha dado más de 300.000 millones de euros a la banca para tapar sus agujeros?.

Podría seguir dando ejemplos, lo importante es que llegado a este punto se acabe con el fraude fiscal, ese es el auténtico problema que tiene España, donde la política fiscal ampara a los defraudadores.

En España, en 2012, se han evadido más de 300 mil millones de euros, según datos del FMI y según la asociación de técnicos e inspectores de Hacienda, se calcula un fraude a la Hacienda Pública de unos 80.000 millones de euros que afecta sobre todo a las grandes fortunas y a las grandes compñaías empresariales.
Los paraisos fiscales ocultan un tercio del P.I.B. mundial, cerca de 24 billones de euros. Si de este dinero se pagara algún impuesto, se acabaría con el hambre en el mundo y no habría que recortar políticas sociales.

El objetivo es abaratar tanto las pensiones públicas que, sectores de trabajadores con algunos recursos, los inviertan en fondos privados de pensiones y ahí está en negocio de la banca, del sector financiero, de los buitres.

3.Las consecuencias sociales de la reforma del gobierno del PP

Las consecuencias sociales de esta reforma serán terribles. De las políticas sociales conquistadas por los trabajadores a lo largo de la historia, con gran sacrificio del movimiento obrero y sindical, la más social, la más solidaria, la más justa, es la conquista de las pensiones, porque garantiza los recursos que dignifica los últimos años de su vida a un colectivo indefenso, el de los mayores, que lo han dado todo a lo largo de su vida laboral.

Llamar a la movilización de los trabajadores y de la gente. ¿Se puede tolerar por los trabajadores y por el conjunto del país la desprotección de las personas mayores que integrarán en varios millones las cifras de pobreza?. ¿Podemos quedarnos con los brazos cruzados ante esta política criminal, al tiempo que hipotecará a otros millones de trabajadores empujándoles a invertir en fondos privados de pensiones, ante la expectativa de una pensión pública miserable, para tener garantizada una mínima subsistencia en el futuro?.

Ahí está el negocio de los buitres neoliberales.

España deja de ser un Estado Democrático y Social de Derecho con esta reforma. Es un golpe de Estado. Sólo la movilización de la gente, la desobediencia civil radical, impedirá que se abra camino esta reforma tan dañina.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *