Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

El Estado Español sufre una crisis de identidad

10 de octubre de 2017

Artículo de Opinión

Vivimos unos tiempos agitados, marcados por una crisis territorial; envuelta en un júbilo de colores de lo más dispares: rojo, amarillo, morado, negro, blanco… y todos ellos con su representación.

En España, cada uno elige el que más le represente a su forma de pensar y se rodea de otras banderas con otros colores, con las que en ocasiones no están de acuerdo, pero son más afines o tienen un enemigo en común con ellas; por ejemplo, podrás ver una bandera de España actual junto a una Carlista; no defienden lo mismo, incluso la gran mayoría de la población que porta una bandera de España no está de acuerdo con lo que defiende el Carlismo, pero comparten enemigo y a veces fines.

Lo mismo verás que sucede en el bando contrario.

¿Y cuál de los dos es el patriota? La respuesta parece obvia ¿no? A mí también, la bandera española y las que acompañan a esta, son las banderas de los patriotas o ese es el pensamiento del colectivo, que hace que incluso a veces un republicano, un anarquista, un comunista… renieguen de su patria o su patriotismo por el simple hecho de no verse reflejado con esas banderas.

Nuestra amiga la RAE define como patriota a la persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien; y a la patria como la tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos.

Si eres republicano y estás leyendo esto puede ser que estés pensando, que es ese mismo sentimiento de amor a tu patria y el querer lo mejor para ella es el que hace que seas republicano, y entonces… ¿por qué es el otro bando el que se toma para sí el patriotismo?

En España hubo una guerra civil y como toda guerra civil dividió a la nación en todos los campos y corrientes del pensamiento. Pero el sentimiento de patria se distorsionó por un sentimiento de fidelidad, y no a la nación, sino a una persona, un tipo de economía, una rama política, una religión…

De ahí que un patriota suela ser un falangista o una persona de derechas, que apoye la monarquía, religiosa o al menos cristiana, que sepa moverse en el neoliberalismo y sea nacionalista en términos raciales.

¿Acaso eso demuestra amor por tu patria y que quieres lo mejor para ella?

En el campo militar es claro que ser soldado y morir por defender tu país, si es preciso, demuestra mucho amor por tu patria, pero el que se opuso a ir a hacer la mili por su pensamiento de paz y de no a la guerra, demuestra el mismo patriotismo, ya que desearle a tu patria la paz y estar en contra de la violencia o la muerte demuestra mucho amor por una tierra o nación, e incluso más allá de las fronteras de tu país. (PERO NO DEMUESTRA SUMISIÓN)

Aquí el patriotismo como decíamos antes, se demuestra por lealtad a algo que no es la nación, que no son sus gentes… es una bandera, es la cristiandad, es la imposición de sus valores, es la explotación del hombre por el hombre y en tiempos como hoy; es la corrupción y una monarquía inservible e inútil, y todas estas cosas hacen de jueces y verdugos para señalar a lo que no es ser patriota y lo que sí es serlo; todo ello erróneo.

Si el ser patriota significa amar a tu tierra, los poemas de Lorca a Granada deberían de ser parte del himno, si ser patriota significa desearle lo mejor a tu nación, los que abogan por nacionalizar en lugar de privatizar deberían de ser los auténticos patriotas.

Le quitaron su patria y su sentimiento de patriotismo a los que lucharon por su tierra, por sus gentes, por su libertad, por lo que el pueblo y la democracia escogió; en contra de la corrupción, del expolio, de la explotación, de la desigualdad; a favor de la diversidad, de la cultura, de la educación y de la sanidad.

Pero estos últimos, republicanos, rojos, no son patriotas… en cambio, los Carlistas, los falangistas y forofos nacionalistas, sí son patriotas, cuando solo han demostrado servir y ser fieles a unos valores racistas, excluyentes, homófobos, divisores en mensajes de odio y violentos en métodos.

Es hora de cambiar y reenfocar los valores de patria dentro de nuestra sociedad; porque están obsoletos, y lo dice la RAE, no yo; ser fieles y sumisos ante un régimen establecido no te hace amar más tu patria, ayudar al vecino, amar tu tierra y sus paisajes, la vida de cada persona y animal que te rodean, de sus ríos, playas, desiertos y montañas, levantarte ante la injusticia no te hace menos patriota sino más consciente de que algo tiene que cambiar para que todo vaya mejor.

Y esto, amigo, sí es ser patriota.

No dejemos que se llenen más la boca con la palabra patriotas y patria, esta es nuestra patria, nosotros somos los verdaderos patriotas defensores de la justicia, de nuestros derechos y libertades, sin odios y sin exclusiones, convencidos de que vivimos en España, amamos España y deseamos lo mejor para ella y todas sus gentes sin excluir a nadie por color, sexo, religión o ideología, debemos educar en ello y todo nos irá mejor.

Salud y república.

Nicolás González Morales.

Militante del PCE en Garrucha

Share

2 Respuestas a El Estado Español sufre una crisis de identidad

  1. El que no debe ser nombrado

    27 octubre, 2017 en 15:48

    Ole mi hermaNIKO!! Viva Lenin

  2. Nicolas

    27 octubre, 2017 en 18:17

    Correcto….totalmente de acuerdo

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *