Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

IU y CCOO defiende en Bruselas una PAC que acabe con la discriminación laboral de los trabajadores agrícolas

Esa fue una de las principales conclusiones de la iniciativa ’Hacia una PAC social: Impactos y desafíos para la agricultura mediterránea europea 2014-2020

PAC_SOCIAL_CCOO_IUEsa fue una de las principales conclusiones de la iniciativa ’Hacia una PAC social: Impactos y desafíos para la agricultura mediterránea europea 2014-2020’, organizada conjuntamente por la Federación Agroalimentaria de CCOO e Izquierda Unida, en donde se analizó la recién aprobada Política Agraria Común para el periodo 2014-2020 y que se calificó como “una PAC coja que ignora completamente los aspectos socio-laborales del sector agrario”.

En esa línea, el eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, se mostró muy crítico con la PAC actual: “es insostenible porque no garantiza rentas agrícolas remuneradoras, para lo que se debería apostar por la intervención pública, y porque, a día de hoy, no está diseñada actualmente para acercarnos a la deseada soberanía alimentaria”.

Igualmente, Meyer denunció el recorte en la financiación de la PAC y la reducción del presupuesto comunitario a la vez que criticó falsas soluciones planteadas en la reforma de la PAC aprobada en noviembre. Entre ellas señaló la definición de agricultor activo “a todas luces insuficiente y vacía, al no estar destinada a dar un espaldarazo a los agricultores profesionales sino a permitir que sigan existiendo parásitos de las ayudas mientras se ignora el rol central de los trabajadores asalariados en la agricultura”.

Desde la Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras, José Gallo, de la Secretaría de Comunicación, Formación y Medio Ambiente y Medio Rural, resaltó como imprescindible una PAC que “dignifique y profesionalice el trabajo de los asalariados del campo, terminando con la discriminación laboral que sufren los más de 800.000 trabajadores asalariados agrícolas en España”.

“Desde CCOO consideramos que los aspectos laborales deben ser centrales en la PAC y que así, de una vez por todas, se deje de invisibilizar e ignorar en las políticas europeas a los trabajadores del campo”, resaltó Gallo.

Por su parte, Jose Fuentes, de la Secretaría de Empleo, Seguridad Social y Previsión Social Complementaria de la Federación Agroalimentaria de CCOO, denunció la inexistencia de diálogo social en España ya que “el Ministerio de Agricultura hace una lectura parcial y estrecha de los actores que intervienen en la cadena alimentaria y en el sector agrario, excluyéndonos de debates donde, como sindicato mayoritario del sector agrario, tenemos mucho que decir y proponer”.

“La producción agroalimentaria no sería posible sin la participación activa de asalariados agrícolas por cuenta ajena, por lo que es imprescindible que se incluya a los empleados junto a los agricultores como perceptores de ayudas y de sistemas de aseguramiento”, indicó Fuentes.

Propuestas de condicionalidad socio-laboral a las ayudas PAC, generación de empleo estable y de calidad, condiciones salariales y laborales dignas, el respeto a la normativa de prevención riesgos laborales o la modulación social de las ayudas de la PAC, fueron algunos de los elementos fundamentales, desafíos y criterios claves que señalaron a tener en cuenta para la consecución de una PAC más justa y social.

En esta iniciativa participaron también el eurodiputado francés del Partido Comunista, Patrick Le Hyaric, representantes de sindicatos agroalimentarios de Francia, Italia y Bélgica, un representante de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea y una delegación de miembros de varias federaciones de Izquierda Unida.

 

Share