Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

La Marcha por la Dignidad llegará a Madrid el 22 de marzo

La convocatoria de la Marcha a Madrid se plantea desde la perspectiva de las agresiones que sufre la mayoría social trabajadora y la necesidad de establecer una respuesta.

Ginés Fernández González

20140129_marcha_dignidad_22mLa marcha convocada por diversas organizaciones tiene por objetivo la protesta contra las políticas que están haciendo cargar los efectos de la crisis en las clases populares y la mayoría social trabajadora de nuestro país a través de recortes y eliminación de derechos sociales, económicos, políticos y libertades.

La organización de la Marcha por la Dignidad Madrid 22M trabaja en estos momentos en ultimar los recorridos de las diferentes columnas que, en todo el territorio de estado español, se están preparando para esta movilización, posiblemente la de mayor amplitud de los últimos tiempos. Hoy ya hay ocho columnas confirmadas, sin menoscabo que en la próximas semanas se sume alguna más. Incluso las diversas organizaciones sociales que componen la coordinadora de la Marcha no descartan que se una alguna organización más, ya que en estas semanas se incrementan los actos y actividades en los territorios.

Desde la primera reunión del 3 de septiembre de 2013, la convocatoria de la Marcha a Madrid se plantea desde la perspectiva de las agresiones que sufre la mayoría social trabajadora y la necesidad de establecer una respuesta, un calendario de acciones, que “articule una movilización continuada, unitaria, masiva y contundente que permita pasar de la resignación a la acción determinante para que se vaya instalando de forma mayoritaria en la sociedad la idea de que se pueden cambiar la cosas combatiendo a los poderes reales y al gobierno, su capataz”.

Desde la Marcha por la Dignidad se denuncian las reformas laborales que están precarizando las relaciones laborales y que han dado un poder a las patronales sin precedente desde el franquismo. El desempleo en cada vez más territorios sobrepasa el 30%; incluso en algunos pueblos y comarcas llega al 40%. Sin olvidar el 60% aproximado de paro juvenil y la dificultad de la reinserción laboral para las personas paradas mayores de 45 años. Los recortes sociales de diverso tipo afectan a la mayoría social, más los que están por venir y que anuncia la Troika. El crecimiento de la pobreza extrema, la exclusión y la precariedad afectan a millones de ciudadanos, igual que los desahucios de personas maltratadas por la crisis. La represión en diversas formas ataca a miles de activistas sociales y sindicalistas, potenciadas con La Reforma del Código Penal y de la Ley de Seguridad Ciudadana contra los colectivos que se están movilizando frente a las políticas criminales. Mientras, la corrupción afecta a todas las instituciones del Estado.

Para las organizadoras de la Marcha ésta es un acto unitario, organizado entre todas las organizaciones y comunidades, es un medio, un instrumento de unión y coordinación, un punto de partida de varias luchas para dar respuesta de forma coordinada a las necesidades económicas y sociales de la población en la que es necesario crear espacios de coordinación de luchas de forma generosa para que el protagonismo sea de las personas paradas y en situación de precariedad, es en este sentido en el que se apunta la necesidad de converger todas las luchas, a través de la movilización general de sindicatos, organizaciones y movimientos sociales y que debe ser organizada por barrios y pueblos.

En la Marcha los protagonistas son las personas en situación de desempleo y de precariedad, a los que se les llama a la participación, a ellos se dirige el mensaje y se trabaja en el modo de organización de la Marcha.

Desde la organización de la Marcha se destaca que lo importante son las formas de unidad nuevas y para ellas los instrumentos para identificar objetivos en condiciones claras. Entre otros se destacan: el no pago de la deuda ilegitima; contra los recortes sociales que afectan a la sanidad, la educación y a las políticas sociales como la dependencia y otras,  así como a derechos y libertades; la recuperación para el sector público de empresas y sectores estratégicos para la economía; empleo de calidad y suficiente y/o prestaciones públicas suficientes revertiendo las reformas laborales; en definitiva, señalar como criminales las políticas de la Troika.

Los objetivos a concretar en el manifiesto que se está elaborando tienen por objetivo la búsqueda de la unión de movilizaciones y luchas, en una acción inclusiva con consignas perceptibles y entendible por parte de toda la población capaces de organizar a la gente, con objetivos concretos y con el apoyo entre todos los colectivos.

Entre otras, organizan la marcha a nivel estatal y de los territorios el Frente Cívico Somos Mayoría, el Sindicato Andaluz de Trabajadores, Socialismo 21, la Intersindical, ATTAC; a nivel de los territorios Marcha de Mareas y la Marea por el Empleo y la Dignidad Social de la Región de Murcia, Campamento Dignidad de Extremadura, Cobas Córdoba, CGT, CNT, Asamblea de Parados del Nalón, Rebelión.org, Cronicapopular.es, Marea Ciudadana Madrid, Marea Verde, Coordinadora en defensa de los Servicios Públicos (Sierra de Madrid), Movimiento Contra el Paro y la Precariedad y por una Renta Básica, Desempleados de L´Horta Sur Valencia, parroquia San Carlos Borromeo, Coordinadora de Barrios, Madres Contra la Represión, Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Sindicato Ferroviario, Marx Madera, Red Solidaria Popular, CSI Asturias, Federación Regional de AA.VV. de Madrid, Asamblea 15M San Blas Canilejas, Coordinadora 25S, Movimiento contra el paro y la precariedad por la Renta Básica, Agrupación Republicana de Coslada.

Apoyan la marcha los partidos Izquierda Anticapitalista Confederal, Izquierda Unida, Partido Comunista de España, Construyendo la Izquierda-Alternativa Socialista, Red Roja, Corriente Roja, UJCE, Alternativas desde Abajo y SUMA.

La Asamblea de la Marcha por la Dignidad celebrará reuniones el 18 de enero en Sevilla y el 15 de febrero en Murcia, en las que se concretarán cuestiones de la organización de la marcha.

Share