Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Los comunistas almerienses con los mineros

Miembros del PCA e IU de Almería recibieron ayer en Madrid a los mineros al final de La Marcha Negra.

La marcha de protesta iniciada por los mineros contra los recortes a la minería del carbón llegó a Madrid. Después de semanas de camino, los mineros alcanzaron su meta.

Entre gritos de apoyo a los mineros e indignación hacia el gobierno, a la voz de “¡Madrid entero se siente minero!”, los protagonistas de la marcha negra desfilaron por la Gran Vía de Madrid.

Hubo tiempo para recordar a los compañeros que continúan encerrados en las minas exigiendo que se cumpla el plan pactado, que contemplaba ayudas hasta el 2018. Y como siempre, los mineros entonaron el himno conocido como Santa Bárbara Bendita.

Unos cincuenta miembros del PCA en Almería viajaron a Madrid, que, junto a miles de personas se han congregado para recibir a los mineros provenientes de Asturias, Castilla y León y Aragón, y acompañarles durante el recorrido hasta la Puerta del Sol con canciones y gritos de apoyo durante una impresionante marcha nocturna iluminada por las lámparas de sus cascos de mineros.

Miles de personas han recibido en Moncloa a la Marcha Negra a su llegada a Moncloa con gritos de “¡Madrid entero se siente minero!”, “¡Viva la lucha de la clase obrera!”, “Sí se puede” o “Sois el orgullo de la clase obrera”. Iluminando la marcha con las luces de sus cascos blancos, los mineros llegaron en cinco columnas que avanzaban lentamente entre la multitud. Fue quizá el momento más emotivo de una noche en la que no escasearon los aplausos, las muestras de ánimo y la emoción.

Poco antes, las dos columnas, la denominada Norte, que partió de Asturias, León y Palencia, y la que venía de Teruel, se habían unido en Aravaca, punto en el que se incorporaron los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, para dirigirse a la Ciudad Universitaria donde hicieron un alto en el camino para descansar y recibir el saludo del rector de la Universidad Complutense, José Carrillo. Y desde allí a Moncloa, para seguir hasta Sol, donde completaron una marcha de más de 400 Km a pie para reivindicar la minería del carbón, el empleo y la reindustrialización de las comarcas mineras.

A lo largo de todo el recorrido por las calles de Princesa y Gran Vía, el desfile recibió el ánimo de la ciudadanía que esperaba en las aceras y que luego se incorporaba al cortejo. Era el preludio del impresionante recibimiento que les esperaba en la Puerta del Sol. Aquí, miles de personas recibieron con un atronador aplauso a los mineros que fueron pasando uno a uno por el pasillo formado en su homenaje.

Cerca de las dos de la madrugada el himno minero de Santa Bárbara Bendita, tantas veces cantado durante la tarde por miles de voces,interpretado esta vez por una banda de saxofones puso punto final a la concentración, después de que representantes de los sindicatos mineros de CCOO y UGT agradecieran el apoyo recibido y convocaran a la manifestación de la mañana.

La noche del martes no será olvidada fácilmente por los mineros y los trabajadores y trabajadoras madrileños que se lanzaron a la calle para mostrarles su apoyo, y que el miércoles volverán a acompañarles, esta vez con el importante refuerzo de miles de mineros y familiares procedentes de las comarcas mineras, en la que seguro será una multitudinaria manifestación que partirá de Colón con destino al Ministerio de Industria.

Para ver más fotos pincha aquí.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *