Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Por el derecho al aborto, por el derecho a decidir

Partido Comunista de España / 07 jun 13

El Gobierno amenaza con la aprobación de una contrarreforma de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que atenta directamente contra los derechos de las mujeres. La maquinaria más reaccionaria se ha puesto en marcha para, una vez más, tratar de tutelar y controlar el cuerpo y las vidas de las mujeres.

En pleno siglo XXI es incuestionable que el aborto es un derecho que supone la libertad de las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo y su propia vida, pues nadie podrá negar que la vida de las mujeres se ve afectada con la obligación de llevar a término un embarazo no deseado, más a más si este embarazo pudiese acarrear daños a la salud física o psíquica.

La voluntad de controlar y tutelar los cuerpos de las mujeres, su sexualidad y, en general sus vidas, específicamente el derecho a decidir y el derecho universal a la salud, debe ser analizado desde el marco general de crisis económica y financiera, pero también de crisis política y democrática y que responde, claramente, a una ofensiva de corte neoliberal pero sin duda de corte patriarcal.

Abrir un resquicio a una contrarreforma que pueda hacer retroceder la ley de interrupción voluntaria del embarazo es abrir la puerta a consecuencias dramáticas para las mujeres, porque lo que está claro que los abortos se seguirán practicando y lo que está en juego es si existirá un marco que proteja la vida de las mujeres o si, por el contrario, aquellas que pueden viajarán a Londres y aquellas que no, se expondrán a situaciones de clandestinidad que suponen un riesgo real de muerte para las mujeres. Esta reforma es por tanto, también, una reforma clasista.

La existencia de un marco regulador que permita el ejercicio libre del derecho al aborto no significa la imposición del mismo, lo que significa es la creación de garantías de protección para que mujeres que tengan que hacer uso de él no pongan en riesgo su vida. Asimismo, señalar que los países que tienen menores tasas de aborto, se rigen por leyes de aborto no restrictivas, dentro de un marco responsable que incluye educación sexual universal en las escuelas y servicios de planificación familiar de fácil acceso y el acceso a anticonceptivos de emergencia.

En su resolución 11/5 de 2009, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas afirmó que “El ejercicio de los derechos humanos no puede subordinarse a la aplicación de las políticas de ajuste estructural y las reformas económicas emprendidas a causa de la deuda”. Es un hecho que esta contrareforma, en el caso de llevarse a término, será una causa directa de la violación de los derechos humanos de las mujeres, enmarcada dentro de un escenario de recortes y empeoramiento de servicios públicos esenciales como el derecho a la salud.

Por todo ello, debe ser tarea de todas las comunistas y todos los comunistas, organizar una respuesta social clara y unitaria que frene este ataque a los derechos de las mujeres, así como la exigencia de:

– El rechazo total a la modificación de manera restrictiva la actual Ley Orgánica 2/2010 de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo

– La despenalización total del aborto voluntario, debe ser un derecho.

– Asegurar la plena capacidad de las mujeres, incluyendo las jóvenes, para tomas decisiones sobre sus vidas.

– La práctica del IVE debe tener plena cobertura en la sanidad pública

– La elaboración de un protocolo común para todo el sistema nacional de salud, que asegura la prestación efectiva de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en la red sanitaria pública.

Madrid a 26 de mayo de 2013

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *