Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Reforma de las pensiones: Más recortes para las mujeres

20130308_cartel_pce_8marzoLa política de recortes -que no reformas-, del gobierno del Partido Popular y, antes, del gobierno del PSOE (por ej. reforma del art. 135 de la Constitución) no son sólo simples medidas por causa de la crisis, eso es un engaño. Los recortes son la puesta en práctica de una ideología, la de derechas, que quiere a su servicio un ejército de trabajadores baratos y, otro, de mujeres de vuelta al trabajo reproductivo, al trabajo que no se reconoce ni social ni económicamente. Y que cuando se lleva a cabo fuera de casa, es en ese mundo fuera de los derechos de todo tipo que es la economía sumergida.

El recorte de las pensiones del PP acrecienta la desigualdad entre mujeres y hombres, afianza la dominación patriarcal y es también violencia sexista. Las pensiones de las mujeres por jubilación siempre han sido más reducidas que las de los hombres aún antes del recortazo del PP, porque nuestros salarios han sido más bajos y son, ya en el siglo XXI, entre un 25% y un 30% menores que los de los hombres por el mismo trabajo.

A partir de ahora nuestras pensiones serán aún más miserables. Nosotras nos incorporamos más tarde al mundo laboral y lo abandonamos antes o durante periodos largos de tiempo para criar a nuestros hijos e hijas o, también, para cuidar de personas mayores o dependientes.

Las pensiones por jubilación de las mujeres andaluzas costaron en el año 2011, un poco mas de 2 millones de euros, 36 millones menos de los que tiene Bárcenas en Suiza y muchos menos de los que el gobierno de Mariano Rajoy le ha dado generosamente a los bancos para sanearlos.

La media de las pensiones de las mujeres en Andalucía está por debajo de la pensión media de las mujeres en España, que a su vez queda por debajo de la establecida para mujeres y hombres a nivel estatal.

Otra situación tremendamente injusta y discriminatoria, consecuencia del sistema social patriarcal, son las pensiones de viudedad. Cuando la mujer pierde por fallecimiento a su compañero, pierde también la mitad de la pensión de jubilación que éste cobraba, el Estado le quita casi el cincuenta por ciento de los ingresos. De manera que a la pérdida de un ser querido hay que unir una considerable merma económica que hace que la mayoría de este colectivo de mujeres esté muy cercano cuando no, de lleno, en el umbral de la pobreza. La pensión de jubilación, la cobre el miembro de la familia que la cobre, es patrimonio familiar, es y debe ser en la práctica un bien ganancial.

Las consecuencias de este recorte en el sistema público de pensiones serán nefastas y muy perjudiciales para el avance de la igualdad entre hombres y mujeres, agrandarán las diferencias sociales y a las mujeres nos condenarán a más pobreza y a más exclusión social.

Más información:  http://pcandalucia.org/pensionazo/

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *